Los libros de mi verano.

 

¡Hola!

¿Qué tal el verano? Espero que cargadito de lecturas. Y compras, compras también.

Tanto si ya eres conocido de ‘Escribiendo a Carla’, como si es la primera vez que pasas por aquí, te doy la bienvenida a esta segunda temporada de la web. Después de dos meses de descanso, vuelvo con las pilas a tope. Mucho contenido nuevo por delante, y muchas novedades, en la web y las redes sociales.

Hay que empezar poniéndose al día. Si la última entrada de la primera temporada fue un repaso a las lecturas de lo que iba de 2021, habrá que hacer algo así a la vuelta del verano, ¿no?

Remontar el reto de Goodreads

8 libros en dos meses. Nada mal. Estoy trabajando en alcanzar esos 50 libros que me propuse el 1 de enero. Pinta la cosa regular, pero cuatro libros al mes es un ritmo estupendo.

¿Voy a llegar? Te dejo que hagas apuestas, a poder ser un poquito más optimistas que las mías.

Ya dije que no me iba a fustigar si no llegaba, pero es cierto que me molesta sentir que no aprovecho el tiempo de la lectura. ¿Exigencias un poco absurdas? Quizás.

Pero dejando a un lado el número, vengo a hablar también de la calidad. ¿Qué ha pasado con las ocho novelas que he leído? Déjame decirte, que ha habido de todo.

2 maravillas, una sorpresa y, ¿la decepción del año?

Han sido ocho, pero voy a quedarme con cuatro. Para bien o para mal, son los que han marcado los dos meses que he estado de periodo vacacional. Y como en el fondo el salseo es lo que me va, voy a dejar para el final la que es ‘la gran decepción’.

Empiezo por una nueva incorporación y un clásico de mis estanterías. Las dos maravillas del verano han llegado de la mano de dos autoras: Men Marías y Beatriz Esteban.

‘La última paloma’ de Men Marías es el mejor thriller que he leído después de ‘La novia gitana’ de Carmen Mola. Y te aseguro que ese es el mayor piropo que le puedo decir a un thriller.

Entrelazando lo real con la ficción, la autora consigue una historia que te deja pegada. Casi del tirón me leí sus más de quinientas páginas. Un crimen macabro en la base naval de Rota, que necesita de muchas piezas para su resolución. Lo necesitas.

Por otro lado, Beatriz Esteban tiene una balda reservada en mi estantería. Ya no solo porque me gusta cómo escribe, sino también porque sus seis libros ya requieren un espacio considerable.

‘Si vuelve el invierno’ reinventa el mito de Hades y Perséfone, que está bastante de moda ahora en la literatura juvenil. Es una vuelta a la fantasía de la autora, con unos personajes que desprenden ternura por los cuatro costados. Y lanza un mensaje sobre las responsabilidades, el afrontamiento… que me cautivó. Pero que una novela de Beatriz Esteban me cautive ya dejó de ser noticia hace tiempo.

Uno de los motivos por los que me encanta leer es que hay libros que me sorprenden. Y te dejan una sensación bonita en el cuerpo cuando cierras la última página.

La sorpresa de ‘El instinto’ de Ashley Audrain estaba asegurada. Todavía me pregunto qué sinopsis leí el día que compré el libro o qué formó mi cabeza. Porque una historia sobre una madre y una hija en mi imaginación era un thriller sobre un crimen en serie brutal. ¿Creativa? Sí, por.

Te puedes imaginar la cara que se me quedó cuando comienzo a leer y veo que Blythe, la protagonista, no tiene nada que ver con lo que yo había creado. Resulta que es una madre que se dedica, toda la novela, a contarte lo que ocurrió para que tenga que mirar por la ventana a su hija.

‘El instinto’ es un ensayo sobre la maldad humana y lo que se supone que debemos sentir. Está escrito en primera persona, y el personaje de Blythe me dejó totalmente fascinada, al igual que su discurso. Sorprendida no, mucho más que eso.

La última novela de la que te hablo hoy es otro thriller. ‘Las doncellas’ de Alex Michaelides tiene todas las papeletas para ser lo peor que he leído en este 2021. Todavía queda, pero va a defender bien el primer puesto.

Sé que es un escritor con un éxito brutal. Sé que ‘La paciente silenciosa’, la novela anterior del autor, es un bestseller. Todo genial. ‘La paciente silenciosa’ será una novela estupenda. ‘Las doncellas’, desde mi opinión, no.

No quiero entrar en el estilo del autor, que ahí la libertad creativa de cada uno. Pero no entendí nada de la historia. Empezó muy bien y la curva no hizo más que bajar. Cuesta abajo y sin frenos.

La historia se centra en una psicóloga a la que llama su sobrina para que le ayude con un crimen que ha ocurrido en su universidad. La protagonista lo da todo por no defraudar a su sobrina, eso sí. El final es para mí lo único salvable. Carece de ritmo hasta llegar a él, y el tono de la novela me pareció pretencioso, a la vez que sentía que no ocurría nada en la historia. Una pena, porque era una de las novelas que más esperaba y me dejó un sabor en la boca de lo más amargo.

 

Esto es lo más reseñable de mi verano lector. Me encantaría que me comentaras cuáles han sido tus lecturas de verano y qué te han parecido. Puedes hacerlo a través de todas mis redes sociales o mi mail. Si no sabes cómo llegar hasta ellas, en la pestaña de contacto de la web lo tienes todo.

En esta temporada se añaden algunas novedades, ya te he comentado. La primera es que ¡hay newsletter! Vas a poderte apuntar muy pronto, pero vete preparándote. También aumento contenido y cambio feed en mis redes sociales. Renovarse o morir.

Espero que hayas disfrutado de la vuelta de ‘Escribiendo a Carla’. Hasta que nos leamos, puedes encontrarme en todas mis redes sociales. Por allí estoy disponible para cualquier comentario, duda o sugerencia.

Tenemos una cita el domingo que viene, ¿no?

¡No te pierdas nada!

1 comentario en “Los libros de mi verano.”

  1. Pingback: 3 libros de salud mental que no te puedes perder. - Escribiendo a Carla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *