La puntuación, y cómo ser su amiga

¡Hola!

¿Estás escribiendo algo? ¿Algún proyecto entre manos? Si ya te has puesto a escribir, puede que te hayas encontrado con un problema: la puntuación. Eso que te puede arreglar o arruinar un texto, incluso si este es tan solo una redacción.

Hace un par de semanas te conté que tenía una idea para un proyecto. Todavía no he comenzado a escribir como tal, pero siempre acabo teniendo un problema que es hora de que resuelva. Y es que nunca sé dónde colocar el punto y coma, o si dos frases deberían ir separadas…

Si te pasa lo mismo, esta entrada puede ayudarte. Llevo algunas semanas ojeando un libro que he encontrado en Amazon y que te puede resultar interesante. ¿Vamos a ello?

‘Puntuación para escritores y no escritores’, de Silvia Adela Kohan

Tengo un problema con las ofertas de Amazon. Esto es una realidad que asumo, aunque por suerte lo estoy controlando un poco. Pero me tienen fascinada las ofertas flash de ebooks a 0’99€ o incluso gratis. Que luego no leo ebooks, pero ese es otro tema. La cuestión es que en una de esas noches en las que miré las ofertas, apareció ‘Puntuación para escritores y no escritores’ de Silvia Adela Kohan. Le di a comprar, evidentemente.

El problema con la puntuación es algo que arrastro desde hace años. Normalmente recurro a lo que recuerdo del instituto o de sintaxis, lo que me es bastante útil, pero no suficiente. Pongo comas de más, de menos, dos puntos cuando quiero, y aprovecho para meter un punto y coma en cuanto me parece que la frase queda larga.

Cuando vi en oferta este libro, me pareció una gran idea. Un recurso al que poder recurrir si me surgían dudas del tema. Una guía que me pudiera ayudar.

Aún no lo he leído en profundidad como para asimilar sus consejos, pero sí que te puedo dar una opinión sobre qué contiene y cómo te puede ayudar.

‘Puntuación para escritores y no escritores’ está dividido en capítulos que recogen los principales signos de puntuación, incluida la raya del guion que a veces tanta duda genera.

Lo que más me llamó la atención fue su tono cercano. No es una guía con un vocabulario complejo. Es como si mantuvieras una charla, como si alguien de verdad te lo estuviera contando. Creo que esto es muy positivo para comprenderlo bien.

También me gustaría destacar que cuenta con muchos ejemplos. Y cuando digo muchos, es que son muchos. Está bien, porque es ilustrativo y te hace comprobar cómo se usan los signos de puntuación, pero a veces resulta un tanto cargante.

Así en resumen, es una guía general sobre cómo utilizar la puntuación. Tampoco esperes un manual extenso, completísimo y que resuelva todos tus problemas de un plumazo. Cumple su función, a mí me va a servir y puede que a ti también. Por eso no podía dejar pasar la oportunidad de hablarte de él en la web. Compartir es vivir.

 

Esto es lo que te quería contar esta semana. ¿Crees que puede resultarte útil este libro? ¿También tienes problemas con la puntuación? Si quieres, puedes contármelo a través de los mensajes directos de cualquiera de mis redes sociales o por correo electrónico.

Volveremos a leernos el próximo domingo. Mientras puedes disfrutar de todo el contenido nuevo que habrá en redes sociales. La próxima vez que pase por aquí ya será diciembre y ¡habrá sorpresa en redes! Un poquito de contenido extra.

¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *